¿El aislamiento de celulosa pierde valor R con el tiempo?

Si está instalando aislamiento de celulosa por primera vez, es posible que se pregunte si pierde su valor R en algún momento. Con el paso de los años, el aislamiento de celulosa, similar al aislamiento en rollo y en bloque, puede asentarse y perder su espesor debido a la edad y los factores ambientales. Pero, ¿afecta esto al valor R del aislamiento? Hemos investigado la respuesta a esta pregunta, y en esta publicación, la responderemos por usted.

La mayoría de los aislamientos de celulosa comenzarán a asentarse en algún momento durante su vida útil. Desafortunadamente, este asentamiento crea aireación dentro del material que hará que el valor R disminuya en un 15-20%. Y si el aislamiento se interrumpe debido a la humedad, daños en la construcción o plagas, es probable que pierda más valor R. A menudo, los contratistas recomendarán soplar entre un 15 y un 20 % más de aislamiento del necesario para dar cuenta de esto.

El aislamiento de celulosa está en su valor R más alto cuando está holgado y no está descomprimido. Sin embargo, esto no significa que no pueda simplemente agregar más aislamiento encima cuando se asiente. Continúe aprendiendo más sobre cómo hacer que su aislamiento de celulosa dure más y cómo quitarlo si es necesario.

Rociando aislamiento de celulosa en el ático de una casa, ¿el aislamiento de celulosa pierde valor R con el tiempo?

Aislamiento de celulosa y valor R

Como se mencionó anteriormente, el aislamiento de celulosa puede asentarse entre un 15 % y un 20 % dependiendo de qué tan bien se haya instalado. Sin embargo, cuando esto ocurre, puede crear huecos en el ático o en las cavidades de las paredes. Si el aislamiento se instala entre las vigas del piso, podría dejar un espacio entre la viga y el piso, creando áreas con corrientes de aire en la habitación.

Esta es la razón por la que contratar a un contratista profesional para que le instale el aislamiento puede ser ideal si nunca antes ha trabajado con aislamiento. Un contratista puede prevenir muchos de los problemas causados ​​por el asentamiento y puede instruirlo sobre cómo cuidar mejor el aislamiento para que dure el mayor tiempo posible.

¿El aislamiento de celulosa se degrada con el tiempo?

Aislamiento de celulosa aplicado en la estructura de madera de una casa, ¿el aislamiento de celulosa viene en rollos?

Sí. La celulosa puede degradarse con el tiempo, ya que se descomprimirá naturalmente en algún momento. Esto tiende a ser alrededor de la marca de 15 a 20 años. Sin embargo, diferentes factores pueden afectar la vida útil total del aislamiento de celulosa. Puede minimizar esto asegurándose de que el aislamiento esté instalado correctamente y que esté utilizando el mejor tipo para las áreas de su hogar.

¿Cuánto durará el aislamiento de celulosa?

En promedio, el aislamiento de celulosa puede durar entre 20 y 30 años. El tiempo que dure el aislamiento dependerá de algunos factores diferentes. Los dos más importantes son qué tan bien se instaló el aislamiento y los factores ambientales dentro de su hogar que promueven su longevidad. Echemos un vistazo a algunas cosas que pueden hacer que el aislamiento envejezca prematuramente.

Descompresión

El aislamiento de celulosa tiene la tasa de descompresión más alta de cualquier tipo de aislamiento. El asentamiento comenzará poco después de que se haya instalado la instalación, y luego continuará a lo largo de meses y años. Si el asentamiento se vuelve extenso, puede causar una disminución severa en la eficiencia energética del aislamiento, especialmente si no se soluciona o rellena.

Esta es la forma más rápida y sencilla de solucionar el problema. Puede agregar aislamiento de celulosa sobre el aislamiento anterior para mantener el valor R del aislamiento total necesario para su hogar. Sin embargo, antes de hacer esto, querrá asegurarse de que el aislamiento esté libre de humedad o plagas, lo que también puede contribuir a que el aislamiento pierda su valor R.

Fugas de aire inadvertidas

Si hay alguna fuga de aire directa donde está instalado el aislamiento de celulosa, puede afectar su capacidad de regular transferencia de calor. Esto significa que puede notar brechas y áreas con corrientes de aire donde se instala el aislamiento.

Con frecuencia, esto puede presentarse como puntos calientes y fríos en una habitación y ninguno en una habitación adyacente. Es importante tener en cuenta que estas fugas de aire pueden ser muy difíciles de detectar una vez que la instalación ya se ha realizado.

Esta es la razón por la que una inspección minuciosa del área en la que se instalará el aislamiento es crucial para garantizar que el aislamiento sea eficaz una vez aplicado. Si nota fugas de aire antes de instalar el aislamiento, asegúrese de sellarlas correctamente o haga que un contratista realice este trabajo por usted.

Problemas de humedad y humedad.

El aislamiento de celulosa está hecho principalmente de periódicos reciclados y otros materiales similares. Esto significa que, por lo general, es más susceptible al daño causado por la humedad.

Por ejemplo, si tiene una fuga en su ático debido a un tanque de agua roto o tuberías congeladas, puede afectar seriamente la capacidad de funcionamiento de la instalación. Tenga en cuenta que el aislamiento de celulosa suele ser resistente al agua. Sin embargo, si el aislamiento se expone a grandes cantidades de agua durante un período prolongado de tiempo sin secarse, puede desarrollar problemas de moho.

Problemas de plagas

Aunque el aislamiento de celulosa generalmente se rocía con pesticidas para mantener alejadas a las plagas, algunas plagas pueden llegar a su aislamiento después de unos años. Esto es especialmente cierto para el aislamiento que se ha degradado, descomprimido o dañado de alguna manera. Las plagas más comunes incluyen termitas, roedores, hormigas y arañas.

Si bien es posible que los roedores no se alberguen necesariamente dentro del aislamiento de celulosa (ya que es demasiado aireado y liviano para que aniden), pueden comer a través de él para encontrar recursos de agua y alimentos. Sin embargo, otras plagas e insectos domésticos pueden anidar dentro del aislamiento, poniendo huevos y causando más daños.

Si sospecha que su aislamiento de celulosa ha desarrollado un problema de plagas, lo mejor es ponerse en contacto con un exterminador profesional lo antes posible. La situación solo empeorará con el tiempo.

¿Pierde el aislamiento de celulosa el valor R cuando se comprime?

Un panel aislante de celulosa.

Sí. El aislamiento de celulosa pierde su valor R cuando se comprime. La cantidad de pérdida depende de la cantidad de aislamiento que se descomprime, pero por lo general oscila entre el 15 % y el 20 % de su valor inicial.

Señales de que es hora de eliminar el aislamiento de celulosa

Hay situaciones en las que es necesario retirar el aislamiento de celulosa viejo. A veces esto es cuando el aislamiento se ha dañado de alguna manera. Echemos un vistazo más de cerca a un puñado de situaciones en las que el reemplazo puede ser inminente:

  • Hay daños significativos por agua en su sótano o techo debido al clima, tejas del techo voladas, tuberías rotas o calentadores de agua rotos.
  • Si crece moho dentro del aislamiento. Puede hacer que el aislamiento se descomprima prematuramente y pierda su valor R.
  • El aislamiento ha sido perforado por la reconstrucción de la casa, el movimiento de muebles o por plagas.
  • El aislamiento comienza a verse polvoriento o sucio; esto es especialmente cierto para el aislamiento ubicado en lugares donde el polvo de madera puede ser común, como áticos, sótanos y sótanos.
  • Si su casa es más antigua y el edificio tiene pequeñas fugas de aire que no eran detectables antes de instalar el aislamiento

Señales de que su aislamiento de celulosa debe ser reemplazado

Si no está seguro de si el aislamiento de celulosa de su hogar necesita ser reemplazado o no, aquí hay algunos signos que debe tener en cuenta:

  • La temperatura en habitaciones específicas de la casa comienza a sentirse desigual. Por ejemplo, puede notar áreas frías y calientes en ciertas partes de la casa.
  • Parece que al termostato le cuesta mantener la casa en el bien temperatura, y parece fluctuar aleatoriamente.
  • Su casa de repente se siente con más corrientes de aire que antes.
  • El aislamiento se ve descomprimido, mojado o viejo.
  • Nota que su factura de energía está comenzando a subir más que en los años anteriores.
  • Usted o alguien más en su hogar comienza a sufrir enfermedades respiratorias o alergias repentinas.
  • Su hogar comienza a desarrollar una condensación excesiva, fugas aparentemente aleatorias (particularmente en el ático, el sótano o debajo de los pisos) u otros problemas relacionados con la humedad.
  • Tiene problemas con las plagas, incluidos roedores, ardillas, insectos o mapaches.

¿El aislamiento de celulosa enmohece?

Es poco probable que el aislamiento de celulosa produzca moho, ya que se rocía con productos químicos para evitar que se formen moho y hongos. Sin embargo, puede crecer moho si se expone a cantidades excesivas de agua o humedad durante un tiempo prolongado.

Envolviendo las cosas

Rociando aislamiento de celulosa en el ático de una casa, ¿el aislamiento de celulosa pierde valor R con el tiempo?

Esperamos que esta publicación haya ayudado a explicar cómo el aislamiento de celulosa puede perder su valor R con el tiempo. Recuerde, cuanto mejor mantenga el entorno en el que se encuentra su aislamiento, más tiempo puede durar. El aislamiento de celulosa debe reemplazarse cuando muestre signos de degradación, descompresión severa, humedad u otro daño significativo.

Si nunca antes ha instalado este tipo de aislamiento soplado, lo mejor es que un profesional de HVAC venga a instalarlo correctamente. Esto no solo ayudará a garantizar su eficacia, sino que el técnico también puede alertarlo sobre cualquier otro problema relacionado con HVAC antes de la instalación.

Antes de ir, asegúrese de revisar algunas de nuestras otras publicaciones:

Cómo aislar pisos laminados [3 Best Underlayment Options]

Cómo mantener a los mosquitos alejados de un enfriador evaporativo

Deja un comentario